Cómo ser más rápido con el batch cooking

Tenemos que ahorrar el mayor tiempo posible, por ello ésta vez vamos a conocer varios consejos para aprender a ser más rápido en el batch cooking

El ritmo de vida que actualmente llevamos nos ha llevado a buscar alternativas para que acciones básicas como prepararnos la comida del día se conviertan en una actividad mucho más sencilla. Así surgió el batch cooking o meal prep, que no es más que un método que propone preparar en pocas horas todo el menú de una semana.

Últimamente se ha puesto muy de moda, pero a pesar de ello, no es algo nuevo.

Este tipo de organización ya lo realizaban nuestras madres o abuelas, y su mayor ventaja era sin duda alguna el poder comer comida casera, alejándonos así del fast food. Dicho así, suena bastante bien, pero una vez que te pones a ello, sin una correcta organización puedes acabar derrochando un día entero.

Optimiza al máximo tus recursos.

El objetivo que queremos conseguir es emplear una mañana o una tarde y para tener la comida de toda una semana preparada.

Tal y como podemos ver en el anglicismo, si lo traducimos literalmente significa “cocinar por lotes”. Sigue estos pasos si quieres ser más rápidos en el batch cooking

Pasos para ser más rápido en el batch cooking.

1.- Planifícate

A simple vista puede parecer complicado o incluso aburrido tener que pensar todas las semanas en un menú, pero con estos trucos lo tendrás en un abrir y cerrar de ojos.

  • Prepara tu menú antes de hacer la compra:

Organiza las comidas y cenas de la semana (o si tienes un nivel más pro, atrévete a pensar el de 15 días o incluso el mes completo)

Uno de los trucos a los que más recurre la gente es tener 4 plantillas base para cada semana del mes, de esta forma, puedes ir alternándolas para repetir esos platos solamente una vez al mes. Es importante que de vez en cambio inviertas unos minutos en modificar estas plantillas para poder incluir productos de temporada.

Al tener los menús diseñados, cuando vayamos a realizar la compra, resultará una tarea más sencilla y rápida. Además, esto nos beneficia tanto económicamente como a nuestra salud. Al planear las comidas, tendremos menos riesgos de comprar cosas innecesarias que se nos antojen en el supermercado y nuestra dieta será mucho más saludable, ya que evitaremos precocinados.

2.- Conoce los diferentes grupos de alimentos:

avocado, vegetable, food

1.- Vegetales

Han de ser la base principal de nuestras comidas, ocupando aproximadamente la mitad de nuestro plato. Su preparación es muy sencilla, ya que con ellos podemos preparar sopas o cremas ya sean calientes o frías como el salmorejo y el gazpacho.

También podemos incluir estos alimentos en ensaladas, dan muchísimo juego haciéndolas realmente apetecibles y aptas para comer en cualquier época del año. Tienen una ventaja, y es que las podemos dejar preparadas con unos pocos días de antelación, ya os contaremos cómo en una de nuestras próximas entradas.

Otra manera muy sencilla de incluir vegetales a nuestros platos es utilizarlos como guarnición, o que sean la base de nuestra salsa, como en esta receta, ya sean verduras asadas o rehogadas o incluso un tomate frito casero que acompañe una de nuestras pastas.

grains, brown rice, quinoa

2.- Hidratos de carbono.

Siempre son un recurso accesible y bastante versátil que nos permite darle variedad a los platos que preparamos. Es recomendable que los utilicemos en mayor medida integrales.

Podemos encontrar cientos de variedades, ya sea pasta o arroz, como quinoa o cuscús. Podemos usarlos en guarniciones o para elaborar un plato principal.

No es necesario que preparemos grandes cantidades. Además, su conservación es muy sencilla, pues una vez cocidos simplemente debemos refrescarlos, escurrirlos y envasarlos, incluso alguno podréis congelarlos.

pulses, lentils, beans

3.- Legumbres

Una de las opciones más prácticas, ya que las podemos encontrar en conserva, por lo que ahorraríamos tiempo ya que solo tendríamos que abrir el bote, lavarlas y preparar nuestro plato en solo 5 minutos.

Cabe destacar que las legumbres nos van a aportar hidratos de carbono, y aunque podrían estar agrupadas en el anterior apartado, éstas además, también nos aportan proteínas, por lo que podemos utilizarlas para la realización de platos vegetarianos y veganos.

meat, beef, raw

4.- Carne y pescado

Una de las formas más sencillas y con mejores resultados de incluir la carne y el pescado en nuestras preparaciones es a través de guisos. Gracias a la salsa que obtengamos, mantendremos la jugosidad de éstos ingredientes.

Algunos platos como boloñesas, lasañas o canelones, los podemos dejar previamente preparados y una vez gratinados, congelarlos en raciones individuales, listos para descongelar, calentar y ¡a comer!

3.- Utiliza todas las herramientas de cocina

Si queremos hacer varios platos a la misma vez, deberemos usar todos aquellos medios que tengamos a mano al mismo tiempo, de esta manera optimizaremos el tiempo. Al utilizar la vitrocerámica, horno e incluso si tenemos, el robot de cocina podríamos estar preparando a la vez hasta 6 platos.

Es importante que aprendamos a aprovechar los recursos que éstos electrodomésticos nos dan, como puede ser el calor del horno, donde una vez caliente, podremos realizar varias preparaciones que se cocinen a la misma temperatura, de esta forma podremos ser más rápidos con el batch cooking.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies